Ámbitos

 
Los objetivos que buscamos en el momento de realizar deporte pueden ser muy diversos en función de cada una de nuestras metas personales. Estos se clasifican según sus características propias en tres grandes ámbitos deportivos, que sirven de guía para reconocer a dónde se dirigen nuestras preferencias. A partir de la siguiente sección podemos buscar en qué ámbito están más presentes nuestras necesidades.

Salud

Nivel mas elevado de bienestar físico, mental y social. Este ámbito se alza por encima de todos los demás y de él surgen todos los objetivos específicos deseados. Un buen estado de salud proporciona una calidad de vida óptima y, a su vez, esta genera felicidad. Se trata de un bien con el que cada individuo nace y que puede ir perdiendo a medida que avanza su vida.

Por lo general, las personas solo nos preocupamos por nuestra salud cuando intuimos que no es buena o sabemos a ciencia cierta que la estamos desaprovechando, y es entonces cuando empezamos a velar por ella. Ante este hecho, la prevención es el principal arma para evitar situaciones adversas.

En este ámbito los objetivos se centran en construir hábitos y prácticas deportivas saludables con el fin de dejar de lado aquellas actuaciones nocivas para el organismo, tales como el tabaquismo, el alcoholismo, el sedentarismo o la mala alimentación. Desde No entrenes solo le damos la importancia que se merece a la salud y nos dedicamos con responsabilidad a preservarla, con independencia del tipo de lesión o proceso patológico que se esté desarrollando.

Control patológico

Control patológico

Pérdida de grasa

Pérdida de grasa

 

Rendimiento

Contexto por el que transcurren aquellos deportistas de élite que mencionamos con anterioridad en el tercer punto del apartado Filosofía y principios.

El deportista de rendimiento es aquél que tiene su propio preparador físico especializado con gran experiencia en un deporte concreto, ya sea colectivo o individual. Su principal objetivo es buscar una mejora física y personal para crecer en su disciplina deportiva y, a veces, ganarse la vida con ello.

En nuestros servicios debemos incluir este ámbito debido a la gran cantidad de personas que desean enriquecer sus capacidades corporales específicas, a pesar de no cobrar por dicho trabajo ni pertenecer a la élite deportiva.

En el momento de desarrollar la planificación física, nos apoyamos en dos pilares básicos para poder realizar una programación lo más exhaustiva y detallada posible: las características del deporte y las características propias de cada individuo. Conociendo las cualidades físicas básicas, los gestos motrices específicos y los músculos que intervienen en las diversas situaciones, así como las condiciones individuales para la práctica del deporte en cuestión, conseguimos que el rendimiento se multiplique a lo largo de la temporada y de las competiciones.

Deporte específico

Deporte específico

Competición concreta

Competición concreta

 

Estética

La estética es uno de los campos que más repercusión está generando la última década en la sociedad actual. Cada día se le da más relevancia a la figura de los cuerpos y la belleza superficial de las personas. Los cánones que estipulan las grandes corporaciones dedicadas a la imagen y la moda viajan a través de los diversos canales de comunicación hasta nosotros, los ciudadanos, sin que prácticamente podamos evitarlo. Sin embargo, está en nuestras manos tener presente esta incorrecta representación hegemónica que nos ofrecen de ambos sexos.

Antes de empezar cualquier programación es primordial diferenciar las características corporales que sí son reales y que se pueden lograr mediante esfuerzo, ejercicio físico y deporte, de aquellas que son inalcanzables y que deben apartarse de los objetivos principales. Si conseguimos interiorizar este factor, el trabajo llevado a cabo es mucho más útil, tanto si el propósito es fortalecer y definir glúteos, abdomen, piernas o musculatura en general, como si es aumentar masa muscular y reducir porcentaje graso corporal.

En definitiva, a través de este ámbito enfocamos el entrenamiento, el descanso y la alimentación en la consecución de dichos objetivos, sin olvidar el trabajo completo de tren superior e inferior en ambos casos y la funcionalidad del cuerpo en su totalidad.

Aumento muscular

Aumento muscular

Definición corporal

Definición corporal