Ventajas

 
El desarrollo de entrenamientos personales bajo la supervisión de profesionales del deporte conlleva distintos beneficios metodológicos implícitos en el propio servicio, al margen de las ganancias fisiológicas que ya de por sí aporta el ejercicio físico. Tanto si escogemos No entrenes solo, como otras plataformas o personas con formación académica oficial dedicadas al deporte y la salud, obtenemos las siguientes ventajas.

I - Individualización

Personalización de todo el proceso de entrenamiento gracias al conocimiento de sus distintos métodos y a la atención sobre los objetivos individuales, estado y características del cliente y al impacto que genera el conjunto de las cargas del entrenamiento sobre su organismo.

Individualización

II - Disminución de lesiones

El entrenador enseña las posiciones idóneas de los ejercicios y la mejor manera de aprender las técnicas de ejecución correctas, con el fin de evitar así un aumento del riesgo de lesiones producidas durante las sesiones de entrenamiento por el exceso de posturas incorrectas.

Disminución de lesiones

 

III - Logro de objetivos

Consecución de las metas de manera rápida, óptima y segura. Organización de los objetivos a corto, medio y largo plazo y secuenciación de las diversas programaciones incorporadas en la planificación global, atendiendo a las particularidades de cada caso.

Logro de objetivos

IV - Consejos nutricionales

El buen profesional del deporte tiene los conocimientos necesarios para atender a las pautas de una buena alimentación y orientar a su deportista con correctas actuaciones en la vida diaria. Sirve de guía durante todo el periodo de servicio para la consecución del objetivo.

Asesoramiento nutricional

V - Motivación

Las sesiones se hacen cada vez más entretenidas y los esfuerzos que implica el ejercicio se realizan con más ganas. Esto permite al deportista llegar al volumen e intensidad que solicita el programa, logrando así una adherencia al ejercicio y evitando los abandonos.

Motivación

VI - Gestión del tiempo

La posibilidad de adaptar los horarios en base a las necesidades propias de cada persona es otro motivo del éxito de los entrenamientos personales frente a las clases con un horario establecido. La preparación física individualizada es la solución perfecta a la falta de tiempo.

Gestión del tiempo